Las Disparidades de Salud Están Matando a Afroamericanos y Latinos

Thursday, April 30, 2020

Datos recientes del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles muestran que las comunidades afroamericanas y latinas en el sur de Los Ángeles están muriendo de COVID-19 a un nivel mas alto que otras comunidades. Este tipo de informes se refleja en todo el país por los anuncios de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en ingles) que el 80% de las hospitalizaciones relacionadas con COVID-19 en Georgia son afroamericanos.

Aquí en Los Ángeles, los datos preliminares muestran que el 17 por ciento de afroamericanos (nueve por ciento de la población general) y el 28 por ciento de los latinos (más del 50 por ciento de la población general) han muerto desde el brote. Los números de California como estado muestran que el seis por ciento de los casos de COVID-19 se encuentran en la comunidad afroamericana, afectando a las edades de 18 a 49 años, con una tasa de mortalidad del 15% de todas las muertes causadas por el virus.

Ambas comunidades tienen una gran parte de las personas que padecen afecciones médicas subyacentes, como diabetes, hipertensión, presión arterial alta y enfermedades cardíacas en cantidades desproporcionadas.

Al igual que la brecha de aprendizaje en nuestras escuelas, COVID-19 ha expuesto con gran detalle las disparidades de salud que sufren las comunidades de color. Los afroamericanos y los latinos carecen de acceso a los beneficios de atención médica debido al alto desempleo o subempleo, no pueden mantener la cobertura de atención médica porque los ingresos de bajos salarios no pueden competir con el aumento de los costos médicos, y prácticamente no hay instalaciones médicas en áreas donde los afroamericanos y los latinos viven para proporcionar servicios preventivos tratos.

Afortunadamente, las pruebas y el tratamiento para el coronavirus son gratuitos para quienes toman Medi-Cal. Desafortunadamente, muchos más en las comunidades de color sufrirán en silencio solo para ser contados como una estadística sin los recursos y el acceso a pruebas y cuidados para COVID-19.

Nuestro sistema médico, como muchas otras industrias, debe revisarse para ver dónde están las brechas, cómo solucionarlas de manera equitativa y qué partes, si las hay, requieren una revisión completa.

Trabajando con el Gobernador y miss colegas en la Legislatura del Estado sobre los problemas de COVID-19, he visto importantes proyectos que habrían llevado meses e incluso años para que se hiciera realidad y se implementara en días y semanas.

Esto incluye la reapertura del Hospital St. Vincent en Los Ángeles que acababa de cerrarse en enero, el rápido seguimiento de los reclamos de desempleo de EDD y los portales de sitios web que vinculan los esfuerzos del gobierno y las corporaciones privadas para beneficiar a todos los californianos en la búsqueda de trabajo, seguros, y asistencia para los negocios.

La atención médica en nuestro estado debe ser el próximo elemento en nuestra lista para revisar y renovar; para muchos de nosotros es una cuestión de vida o muerte.

Quiero saber de usted sobre sus problemas de salud / seguro y sus opiniones sobre lo que funciona y lo que no funciona con la cobertura actual o anterior. Envíenme un correo electrónico a assemblymember.jones-sawyer@assembly.ca.gov.

Deseándole seguridad y salud,

Reggie Jones-Sawyer

Distrito 59 de la Asamblea